Los microimplantes, también denominados microtornillos o minitornillos, son una herramientas usadas en tratamientos de ortodoncia para favorecer el desplazamiento de las piezas dentales a su posición correcta y, con ello, mejorar el anclaje del diente a la boca.

Normalmente dichos microimplantes de ortodoncia se aplican en el momento en el que necesitamos urgentemente realizar movimientos en nuestros dientes para mejorar la alineación y la oclusión ya sea para un fin de salud o por un propósito de estética dental.

Por tanto, deberías considerar el uso de micro implantes dentales si necesitas recolocar tus piezas dentales.

Ventajas de los microimplantes

Las principales ventajas del uso de los microimplantes son:

  • Nos dan una solución a pacientes con pérdida ósea
  • Incrementan nuestra estética dental
  • No se precisa de cirugía
  • Es un tratamiento muy poco invasivo
  • La cicatrización es muy rápida
  • Mejora la fijación de las prótesis dentales
  • Se limpian y cepillan muy fácilmente

¿Cómo son los micro implantes dentales?

En ortodoncia actualmente los microimplantes más frecuentes están basados en tornillos que se fijan al hueso del paciente. Estos tornillos son de titanio y se anclan al hueso maxilar únicamente durante el proceso de ortodoncia, por tanto, son anclajes temporales.

Dichos tornillos se presentan de diferentes longitudes y diámetros en dependencia de la necesidad específica de cada paciente.

¿Dónde van anclados los microimplantes?

Estos minitornillos en la ortodoncia irán emplazados en diferentes lugares de la boca, dependiendo de la necesidad de la persona y el plan de tratamiento.

Los puntos más habituales son:

  • El paladar
  • Entre las raíces de los dientes
  • La zona retromolar (detrás de la última muela)
  • La zona infracigomática

¿Cómo se ponen los microimplantes dentales?

Los microtornillos invisalign, que son los microimplantes más frecuentes, se ponen de la misma forma que el resto. El procedimiento es muy sencillo y rápido:

  • Primero su odontólogo le aplicará anestesia local en la zona donde irá el microimplante
  • Luego acomodará los microtornillos de la ortodoncia al hueso requerido en cada caso. Dicha operación no provoca puntos de sutura.
  • Del saliente del tornillo se anclarán las gomas y cadenetas necesarias para la ortodoncia.
  • Por último, una vez alcanzado el objetivo en la recolocación de los dientes, se retiran de la boca. Es un procedimiento nada doloroso que, normalmente, no implica ni la necesidad de volver a aplicar anestesia.

Hay que tener en cuenta que dichos minitornillos no requieren un cuidado o mantenimiento especial. Pueden ser revisados y comprobados en el mismo período que se revisa la ortodoncia.

¿Qué beneficios aportan los micro implantes frente a la ortodoncia convencional?

Principalmente nos aporta nuevos puntos de anclaje para mejorar nuestra salud bucodental sin depender de los propios dientes. Esto puede favorecer a que una vez colocados los microimplantes empecemos a mejorar algunas maloclusiones como las mordidas abiertas, cierres de espacios tras una extracción, sobremordidas,…

En definitiva, como complemento a la ortodoncia convencional el microimplante es una de las mejores opciones actualmente. No obstante, si aún no se ha decidido o tiene algunas dudas al respecto, estaremos encantados de brindarle atención personalizada aquí, y con ello ayudarle en todo lo que sea necesario para mantener su salud bucodental perfecta.